Cuando tienes en casa una caldera que funciona a gas, es común que tarde o temprano debas afrontar uno de los problemas más frecuentes de este tipo de aparatos, se trata de un goteo de agua, esto suele ocurrir generalmente a través de la válvula de seguridad de tu caldera.

Como en algún momento deberás hacerle frente a dicho problema, es importante que manejes la suficiente información para que esto no cause mayores inconvenientes. Ten presente que las razones por las que una caldera gotea son diversas, algunas más complicadas que otras, la información que a continuación se presenta te será de gran ayuda para comprender este problema. Desde nuestra empresa de reparación de calderas de gas te contamos como solucionarlo

mi caldera suelta agua

¿Por qué mi caldera suelta agua?

Como se ha mencionado, las razones por las que tu caldera gotea pueden ser diversas, entre las causas más frecuentes se pueden mencionar las siguientes:

1.    Generalmente gotean por la válvula de seguridad, la causa más común de esto es que la misma no esté cerrada adecuadamente, o que esté presentando desgaste gracias a los estragos del tiempo, en caso de que la causa sea esta ultima; la forma más efectiva para solventar tal problema es  cambiando la válvula por una en buenas condiciones, de esta forma la caldera podrá funcionar con total normalidad. Un problema común es que se la caldera se enciende y se apaga sin calentar el agua.

Lo ideal es que este trabajo sea llevado a cabo por un profesional, de esta forma se evitarán mayores inconvenientes.

2.    En caso de que tu caldera esté goteando por el área del desagüe, la causa más probable es una excesiva presión de agua en el circuito de esta, esto es común si la caldera tiene un buen rato echando agua. Cuando el goteo no se detiene es importante que contactes a un equipo de profesionales que puedan dar con la causa exacta que hace que tu caldera gotee por esta parte. Te puede interesar este ranking de las 5 mejores calderas de calefacción.

Si mi caldera pierde agua, ¿cómo lo soluciono?

Muchos suelen considerar que reparar la caldera es simple, pero la caldera jamás debe ser manipulada  por quienes   no posean la experiencia y conocimientos adecuados, quizás pienses que haciéndolo tú mismo te ahorraras buen dinero; pero, una mala praxis en el proceso puede terminar por dañar la caldera o poner en riesgo la integridad de los miembros de la familia.

Así que, ante cualquier inconveniente con el funcionamiento de tu caldera, acude a los expertos, ellos sabrán determinar las fallas que presenta y la solución más idónea para solventarla, aunque solo sea un simple goteo, este puede desencadenar fallas mayores, así que no deje de consultar a los profesionales.